8 noviembre, 2023

Receta de la Emilia-Romagna: Lasagna alla Bolognese

Desde las calles empedradas de Bologna hasta las colinas de Parma, la Emilia-Romagna es famosa por su enfoque en la calidad, la autenticidad y la tradición en cada plato. 

Su gastronomía es un homenaje a los sabores refinados, es la tierra natal del parmesano en Parmigiano-Reggiano y Grana Padano, del Jamón de Parma, de la mortadela de Bologna y del aceto balsámico de Módena. 

Este rincón italiano celebra una cultura alimentaria arraigada en la pasión por la buena comida, donde cada plato cuenta la historia de generaciones de dedicación a la artesanía culinaria, conquistando los paladares con una sinfonía de sabores inolvidables.

Entre sus pastas más reconocidas se encuentran los tortellini y la lasagna. Hoy nos centramos en la “láganum” que viene de la Antigua Roma, y era un recipiente donde se depositaban capas de pan sin levadura alternadas con distintos rellenos que se cocinaban en este recipiente.

En Argentina llega con las primeras inmigraciones de los italianos y rápidamente se convierte en un plato típico de bodegón porteño.

En 1982 una delegación de Bologna en la Accademia italiana della cucina ragù bolognese, con el objetivo de garantizar la continuidad y el respeto a la tradición gastronómica boloñesa en Italia y en el mundo.

“Lasagna alla Bolognese”

Ingredientes:

  • 400g de láminas de lasaña fresca o seca
  • 500g de carne ternera recién molida (ideal roastbeef o paleta)
  • 200g de panceta o tocino, picado
  • 1 cebolla grande, picada
  • 2 zanahorias, picadas
  • 2 tallos de apio, picados
  • 800g de tomate triturado (pueden ser enlatados)
  • 1 taza de vino tinto
  • 1 taza de caldo de carne
  • 1 taza de leche
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 4 cucharadas de harina
  • 1 taza de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada

Instrucciones:

  1. En una olla grande, derrite dos cucharadas de mantequilla a fuego medio. Agrega la cebolla, zanahorias, apio y panceta. Cocina hasta que estén suaves.
  2. Añade la carne molida y cocina hasta que esté dorada. Vierte el vino tinto y cocina hasta que se reduzca.
  3. Agrega el tomate triturado, el caldo de carne, sal, pimienta y una pizca de nuez moscada. Mezcla bien y cocina a fuego lento durante al menos una hora, removiendo ocasionalmente.
  4. Mientras tanto, en una olla aparte, derrite las otras dos cucharadas de mantequilla a fuego medio. Agrega la harina y cocina por un par de minutos. Vierte la leche poco a poco, sin dejar de revolver, hasta que la salsa se espese. Retira del fuego y añade un poco de sal y nuez moscada.
  5. Precalienta el horno a 180°C. En una fuente para horno, coloca una capa fina de salsa boloñesa, seguida de una capa de láminas de lasaña, una capa de salsa bechamel y espolvorea con queso parmesano. Repite este proceso hasta terminar con una capa de salsa bechamel y queso parmesano.
  6. Hornea la lasaña durante unos 30-40 minutos o hasta que esté dorada y burbujeante.

Un plato que te lleva a la infancia: Lasagna alla Bolognese. Un emblema de la región de Emilia-Romaña que te permitirá disfrutar de su exquisito sabor que combina la salsa boloñesa con la cremosidad de la bechamel y el queso parmesano.