7 diciembre, 2023

La escuela que forma a los argentinos que quieren sumergirse en el mundo de la pizza napolitana

Scuola Pizzaioli, grupo gastronómico de raíces ítalo-argentinas dedicado a la pizza napolitana, trajo al país la primera escuela de formación especializada y ya lleva formados más de 6.000 cocineros.

Es que la pizza napolitana fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO en 2017. La decisión se tomó en el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Buenos Aires tiene una escuela muy especial, para aprender paso a paso a elaborar la famosa pizza napoletana.

Juan Pablo Padrevita, el presidente de la Scuola de Pizzaioli, lleva el espíritu emprendedor en la sangre y cuenta lo complicado que fue al principio luchar por el reconocimiento de la pizza italiana:

“Después de muchos años de viajar a Italia me formé en diversas academias con distintos pizzaiolos y en el 2017 nos lanzamos con una pizzería napolitana en Buenos Aires. Ahí también abrimos la Escuela Pizzaioli. 

Todavía no era muy conocida la pizza napolitana y nosotros empezamos a dar cursos para aficionados para formarlos y contrarrestar las críticas: “A esta pizza le falta queso, es muy cara, no se puede comer, se dobla y todos los comentarios”. Por suerte, los aficionados se convirtieron en emprendedores y fuimos revirtiendo la historia. 

Fue clave que cada pizzaiolo estudiase con amasadoras italianas, con hornos profesionales y con todas las herramientas profesionales como se trabaja en Italia. Hoy ya pasaron más de 6.000 alumnos y queremos llegar al interior del país con el apoyo del Consulado italiano”.

La clave es tener 4 ingredientes básicos que sean lo mejor de lo mejor: harina que desarrollamos con Campodónico un producto muy similar al que se usa en Italia, la mozzarella fior di late, el pomodoro y la albahaca. La cocina italiana es así, pocos ingredientes pero de la mejor calidad”.

Juan Pablo Padrevita, fundador de la Scuola Pizzaioli, se acercó a la familia Campodónico

La búsqueda de Italia por afianzar su producto estrella en el mundo

La empresa que hizo base en Buenos Aires comenzó con el tema especialización hace 15 años con expertos del rubro en Nápoles y ferias internacionales referentes a la pizza del sur de Italia. En la actualidad trabaja en alianza con escuelas de la Ciudad mediante el ofrecimiento de cursos en Argentina.

Además de su pilar pedagógico, la entidad brinda asesoría, consultoría y capacitación para negocios gastronómicos que quieran incorporar o volcarse a la pizza de esa área de la península.

Entre sus casos de éxito en el país se destacan las aperturas de Cincinnati, Antonio’s Pizza y Nuvola entre otros.

Además de los cursos para aficionados, hay un programa intensivo de cinco días para profesionales en los que se ven en profundidad todos los aspectos técnicos, teoría y práctica y disciplina de la pizza tradicional y las nuevas tendencias actuales en Nápoles, el lugar de origen de este plato característico.

Desde su nacimiento ya pasaron por la institución más de 5.000 alumnos, entre modalidad presencial y virtual. Los principales objetivos de la Scuola son la transmisión de la cultura gastronómica italiana, que tiene a la pizza como plato identitario, y la formación de profesionales en esta especialidad.

La escuela también ofrece asesoramiento y consultorías para aquellos interesados en abrir restaurantes de pizza napolitana.

La institución organiza campeonatos, master classes (clases magistrales) y workshops (talleres) en distintas partes del mundo con reconocidos pizzaiolos. Este año brindaron cursos en Miami y Lima.