12 November, 2023

Bialetti vs. Volturno: dos familias, dos países, dos historias

Argentina e Italia están unidas por múltiples conectores. Uno de ellos es el café. El amor por esta bebida llegó a Argentina de la mano de las oleadas inmigratorias. 

Un símbolo de la italianidad es la cafetera Moka Express, invento del ingeniero Alfonso Bialetti (1880-1970) que tuvo tanta fama que se convirtió en sinónimo de cafetera italiana o simplemente “La Bialetti”

La moka viajó a todo el mundo y a la Argentina la trajo un napolitano llamado Aníbal Dall’Anese, que según cuenta la historia, se iba a la guerra en un barco llamado Volturno pero por esas cosas del destino su rumbo terminó en Argentina.

El resto es una historia típica de una familia argentina conformada por inmigrantes con espíritu emprendedor y ganas de progresar. Ese barco le dio el nombre a la cafetera: “La Volturno”, que toma la tecnología de la Bialetti.

Un café intenso y armonioso en 4 pasos

Volvamos a la Bialetti. Su historia se remonta a 1933, año de creación de un ícono del diseño made in italy Cuenta la leyenda que a Bialetti se le ocurrió el diseño al ver cómo las mujeres lavaban la ropa. En una especie de olla hervían agua con jabón que ascendía por un caño y volvía a descender sobre algo parecido a una lavadora.

Su forma explica su resultado: Los ingredientes abajo, arriba los resultados.

El uruguayo Maxi Guerra, en su maravilloso podcast “Gastropolítica” cuenta algo de esa historia:

“El ingeniero convirtió ese sistema en una cafetera. Dispuesto a unir aluminio (el material de moda de la época) y cafeína copia el sistema hidráulico del lavarropas hogareño por el cual el agua hirviendo sube por un tubo central para mojar la ropa. 

Técnicamente no da un expreso, pero consiguió algo inédito para los hogares, un café intenso, aromático e inmediato. Y a nivel de diseño, poco o nada cambió con respecto a la cafetera que hoy existen en los hogares.

Primero tuvo un éxito modesto, pero Renato, su hijo, el que hoy descansa en paz dentro de una cafetera, fue el genio que la convirtió en un icono mundial”.

En sus comienzos, la distribución era chica y loca. Hasta 1938 llevaban vendidas 700 mil unidades fabricadas de manera muy artesanal. 

Bialetti padre dio con una forma octogonal facetada en aluminio (condicionada la elección de este material por las restricciones impuestas por Mussolini sobre el acero inoxidable) en la que algunos ven el reflejo del cuerpo de una mujer desde una cintura fina hacia abajo vestida con una falda plisada. 

No son pocos los que ven en el diseño de la Bialetti unas faldas plisadas.

El hijo del ingeniero, con una campaña brillante de marketing, que incluyó poner una caricatura de sí mismo como ícono del diseño, logró que en 9 de cada 10 casas italianas se tomase café con su cafetera. Y el éxito se trasladó al mundo entero.

El café en 4 pasos

La Volturno: emblema de una pyme argentina

La historia de “La Volturno” podría representar el devenir de cualquier familia de clase media de Argentina que apostó por armar una pyme. Ubicada en Caseros, provincia de Buenos Aires, hace 68 años que viene haciéndose un nombre.

La fábrica es prácticamente monoproducto. Realiza cuatro tamaños distintos de cafeteras, tarda 20 minutos por unidad y produce unas 2000 cafeteras por mes. La fabricación todavía es un proceso muy artesanal. “No es que hay una máquina donde entra el lingote y sale la cafetera”, comenta Antonio Onoda, el socio fundador en una entrevista a Infobae.

Cómo preparar un café en una moka express

Preparar café en una cafetera Bialetti es un proceso sencillo y tradicional. Aquí te dejo una guía básica en cuatro pasos:

Ingredientes y utensilios:

  • Café molido grueso.
  • Agua.
  • Cafetera Moka (Bialetti o Volturno).

Pasos:

  1. Llenar la base:
    Desenrosca la parte inferior de la cafetera Bialetti y llena la base con agua caliente (si, empezar con agua caliente, para evitar que el aluminio se caliente por demás) hasta justo debajo de la válvula de seguridad. Asegúrate de no llenarla por encima de este nivel.
  2. Añadir café:
    Coloca café molido grueso en el filtro metálico. No lo compactes demasiado, solo nivelalo con la parte posterior de una cuchara.
  3. Ensamblar la cafetera: Une las dos partes de la cafetera Bialetti y aseguralas bien. La parte superior debe enroscarse en la base con el café y el agua. Asegúrate de que esté bien ajustado para evitar fugas. Moja el piso de la parte superior con agua caliente, esto va a evitar que al empezar a salir el café se queme en el aluminio caliente.
  4. Ponerla al fuego:
    Coloca la cafetera en la hornalla a fuego bajo/medio. La temperatura no debe ser demasiado alta para evitar que el café se queme. La cafetera comenzará a hacer ruido y, en unos minutos, el café empezará a salir por la boquilla superior. Apenas veas el primer borbotón de agua. Apaga el fuego.

Cuando el sonido disminuya y veas que el café deja de salir, retira la cafetera del fuego. El proceso completo suele llevar unos 5 minutos.

Moka express funcionando
El momento exacto para apagar el fuego

A disfrutar de tu espresso casero.

Recuerda seguir las instrucciones específicas de tu modelo de cafetera Bialetti o Volturno, ya que puede haber variaciones. ¡Disfruta tu café!